El cáncer de piel es el cáncer más común en el mundo.

El más común es el carcinoma basocelular que representa el 80-85% de todos los cánceres de piel, le sigue el carcinoma escamocelular que representa el 10-15% de todos los casos y luego el melanoma que representa alrededor del 5%.

En menor porcentaje se encuentran otros tipos de cáncer de piel como son los linfomas cutáneos, el carcinoma de células de merkel, el dermatofibrosarcoma protuberans, los tumores anexiales, entre otros.

PREVENCIÓN

Hay múltiples factores de riesgo para el cáncer de piel algunos de los cuales son tener piel blanca, ojos claros, pelo rojo, múltiples lunares (más de 20 en los brazos o más de 50 en todo el cuerpo), haber nacido con lunares grandes y la exposición radiación ultravioleta tanto intermitente como crónica, siendo muy importante la exposición solar durante la infancia.

Los tipos de piel más oscuros tienen mayor riesgo de uno de los cánceres de piel llamado melanoma acral lentiginoso que ocurre en palmas y plantas y no está relacionado con la exposición solar.

La radiación ultravioleta es la principal causa prevenible de cáncer de piel y es un factor sobre el cual podemos impactar si nos cuidamos. Por eso las siguientes son estrategias importantes de prevención:

  • Usar sombrero
  • Usar sombrilla
  • Usar gafas con protección ultravioleta
  • No salir en horas del medio día
  • Caminar por la sombra
  • Usar ropa que cubra y proteja la piel, como mangas para conductores, camisas para la playa
  • Usar protector solar
  • Uso de algunos tópicos reparadores del daño

Además algunos de los cánceres de piel se forman sobre lesiones premalignas. Así que el tratamiento de estas lesiones antes de que progresen a tumores malignos es una forma de prevención.

A diferencia de  otros cánceres en el cuerpo como los de órganos internos, el cáncer de piel se puede reconocer tempranamente ya que la piel es visible y si estamos atentos a los signos podemos reconocerlo a tiempo y curarlo.

DETECCIÓN TEMPRANA

Las siguientes son estrategias para reconocer tempranamente el cáncer de piel:

  • Autoexamen de piel una vez al mes:
  • Estar atentos a lesiones en la piel que estén creciendo o heridas que no sanen
  • Estar atentos a la regla del ABCDE de las lesiones pigmentadas en la piel:
    • Consultar si hay lunares:
    • Asimétricos
    • Bordes Irregulares
    • Colores: lunares o lesiones pigmentadas que tengan más de dos colores
    • Diámetro mayor o igual a 6 mm
    • Evolución cambiante
    • Vigilar los lunares y estar atentos si cambian de tamaño, forma color o aparición de lunares o lesiones pigmentadas nuevos
  • Fotografía digital corporal total
  • Examen con dermatoscopia ya que al usar el dermatoscopio el dermatólogo tiene la oportunidad de evaluar signos específicos de cáncer de piel

TRATAMIENTO

Dependiendo del tipo de cáncer, de la localización, el tamaño y el estadio se pueden emplear múltiples estrategias de tratamiento, algunas de las cuales son:

  • Cirugía
    • Cirugía dermatológica y micrográfica de Mohs
    • Cirugía convencional
  • Radioterapia
  • Tratamientos destructivos:
    • Electrodesecación y curetaje
    • Criocirugía
  • Tratamiento tópico:
    • Manejo con quimioterapia tópica
    • Infiltraciones con interferón
    • Terapia Fotodinámica

La mayoría de los cánceres de piel son prevenibles si nos cuidamos del sol y se pueden diagnosticar temprano en estadios curables si estamos atentos a nuestra piel!!!